Mortero Ignífugo

Los Morteros  son productos compuestos principalmente de lana de roca y cemento blanco, también incluyen otros aditivos en menor proporción. Además, este producto está pensado para protección contra el fuego, como aislante térmico, retardando durante un tiempo determinado el aumento de la temperatura en las estructuras metálicas y divisorios de hormigón, entre otros.

Solución Constructiva

El mortero ignífugo proyectado Tecwool®  ofrecen las soluciones constructivas perfectas para la protección contra el fuego, dependiendo de la densidad del mortero utilizado. La protección pasiva  se puede proporcionar específicamente para todo tipo de estructuras y paramentos que se presentan en la construcción; también puede proporcionar un óptimo aislamiento térmico  o la protección en industrias y túneles. El proceso para proyectar los morteros ignífugos se realiza mediante  máquina de proyección neumática, impulsando el mortero en seco por la manguera hasta la boquilla, donde se mezcla con abundante agua pulverizada, para posteriormente proceder a su aplicación.